Una imagen donde se ve perfectamente como los borregos acatan leyes absurdas, pero eso no quiere decir que todos ellos estén de acuerdo, sino que temen las represalias de la policía o que se les niegue el acceso a entrar a ciertos lugares por no llevar la puta mascarilla.

 

Es curioso que  prácticamente el 100 % de la humanidad esté en contra del terrorismo cuando realmente lo acepta y lo defiende.

Si tenemos en cuenta el significado de terrorismo; Delito que consiste en llevar a cabo delitos graves con la finalidad de subvertir el orden constitucional, o suprimir o desestabilizar gravemente el funcionamiento de las instituciones políticas o de las estructuras económicas o sociales del Estado, u obligar a los poderes públicos a realizar un acto o a abstenerse de hacerlo, alterar gravemente la paz pública, desestabilizar gravemente el funcionamiento de una organización internacional, o provocar un estado de terror en la población o en una parte de ella.

Entonces, en una guerra donde asesinan a miles de civiles tanto adultos, niños o bebés, donde causan grandes destrozos, donde vuelcan a la miseria a miles de familias, donde la gente pasa hambre, etc. Donde se altera la paz pública e impera el terror. Circunstancias que recoge la definición de terrorismo y sin embargo, a los pilotos que dejaron caer innumerables bombas, soldados que dispararon misiles y que no cuestionaron en ningún momento las órdenes de hacerlo los tratan casi como héroes, Y si alguno muere en el conflicto, suelen hacer una ceremonia donde unos payasos doblan una bandera americana y se la entregan a la madre o viuda del asesino. También disparan salvas en su honor. Se despliega todo un circo donde la consternación por las muertes de esos terroristas flota en el aire.

Es sorprendente como toda esa pantomima la asume la sociedad (la mayoría) pues un servidor hace décadas que me di cuenta de la gran cantidad de descerebrados que hay en el mundo. Espero no ser el único.

Cuando a los ciudadanos se nos quiere imponer leyes absurdas por parte de unos tiranos que tienen el poder, no queda otra que usar la violencia para intentar hacerlos cambiar de opinión. Pero entonces a esa gente se les llama insurgentes o terroristas.

¿Alguno de ustedes no se ha molestado en pensar en lo que hacen con los borregos? Primero se los cuida, se los lleva a pastar por los prados (no a todos), se los esquila para aprovechar la lana y de paso están más fresquitos en verano. Vamos, se podría interpretar que son felices. Hasta que llega un camión donde se los llevan al matadero. Ahí es donde quizá se den cuenta lo equivocados que estaban hacia los humanos. Pues ven cómo son degollados y destripados y cómo balan de dolor y de angustia. Nadie los va a salvar.

Eso mismo es lo que hacen nuestros gobernantes con nosotros. Nos hacen creer que esas leyes que nos imponen es por nuestro bien, cuando la realidad es bien distinta; los impuestos abusivos son para que esos parásitos vivan del cuento gracias al sudor de nuestra frente al trabajar, viven a costa de las multas por infringir normas de tráfico absurdas. Es más, nos han arrebatado incluso nuestro derecho a aparcar de forma gratuita como así ha sido desde siempre. En fin, habría que dedicarle un buen rato en todas las formas que tiene nuestro gobierno en robarnos nuestro dinero; hacienda, tabaco, combustible, IVA, IRPF, en fin, la lista es larga. Y los borregos agachando la cabeza y aceptándolo todo. ¡Asco de sociedad!

Cómo cambiaría el cuento si la gente fuese informada desde niños, pues la cultura hace que la gente se desborregue. Es mucho más difícil engañar a una persona inteligente que a un descerebrado. Por eso a los gobernantes no les interesa que la gente aprenda demasiado, pues saben que ellos se pueden revelar contra los opresores, pero no así los borregos, que como he explicado con el ejemplo anterior. Donde el matadero es nuestro destino final: desahucios, gente tirada en las calles pidiendo limosna, soldados enviados a la guerra donde muchos pagarán muy cara su ignorancia, gente que vive con su familia por no tener medios económicos suficientes. En fin, todo eso es por no haberse preocupado de pensar por sí mismos y obrar como auténticos borregos. Que por otra parte me alegro de que lo pasen muy mal. Pues siempre hay que tener presente la inamovible ley de la naturaleza; solo deben sobrevivir los más fuertes o los mejores adaptados al medio. No necesitamos a los borregos (personas). Esos solo nos causan problemas.

Un general no es nadie si no tuviese súbditos a quien mandar. Pensad que en la historia ha habido mucha gente malvada, para no retroceder demasiado en ella basta con la actual guerra que Putin está haciendo contra los ucranianos. Sin embargo, no sería nadie si ningún soldado le obedeciera. Pero una vez más, demuestro que mientras existan borregos humanos que actúan como marionetas, nunca nos libraremos de los canallas que nos causan mucho dolor y sufrimiento.  Por esa razón llevo muchos años proponiendo una nueva sociedad, donde no hay sitio para los tiranos, abusones y gentuza.