Por Myriam Tardioli. El 4 Sep 2021

Las especies invasoras dañan los ecosistemas en que se introducen. Algunas veces las introduce el ser humano. Como sucede en los Estados Unidos con dos especies de peces que ahuyentan o eliminan a las especies autóctonas.

Se trata de la carpa asiática y el pez león. Ambos están causando estragos en ríos y mares del país norteamericano. Son especies, que por distintos motivos, no se las puede controlar. Finalmente están acabando con especies nativas, como el salmón.

La carpa asiática no tiene depredadores naturales en Estados Unidos

La carpa asiática se divide en dos especies distintas, Cirrhinus cirrhosus y Catla catla. Ambas son oriundas de la India y las introdujo el hombre en la década de 1970. La intención fue controlar el crecimiento de las algas en los sectores de tratamiento de aguas.

Numerosos especímenes lograron evadir las redes que los confinaban y llegaron al río Mississipi. Desde allí invadieron los grandes lagos y llegaron hasta el norte del país. Su expansión fue imparable y perjudicó a muchas especies a las que desplazó de su propio hábitat.

Como los salmones de agua dulce que están entre los más perjudicados. Junto con el salmón hay otras amenazas como el calentamiento de las aguas y la explotación de la pesca descontrolada.

La carpa asiática, evolutivamente tiene ventajas en el ecosistema que otras especies no tienen. En Asia y Europa usan la carpa asiática como alimento humano, pero en Estados Unidos esto no ocurre. Por esa razón la pesca de esta especie es nula y la solución es convertirla en alimento para mascotas.

Una de las principales empresas elaboradoras de pienso para perros utiliza esta especie invasora para sus productos. Una solución que es materia prima barata y también un beneficio para los ecosistemas.

Impulsan el consumo de pez león

El pez león es una especie originaria del Pacífico y el Índico, pero logró introducirse en el Atlántico. Del mismo modo que las carpas asiáticas, evolucionan rápidamente e invaden los arrecifes desplazando a las especies que allí conviven.

Invadieron las zonas del Caribe y las costas de Estados Unidos. El pez león no tiene depredadores naturales, un rápido ciclo reproductivo y un sistema de defensa con púas venenosas.

Por esta razón, en el estado de Florida, desde hace más de una década se impulsó su consumo humano. Los restaurantes lo preparan de distintas formas y además se alentó a los pescadores a no tener límites en los ejemplares capturados.

Al aumentar el interés de la industria pesquera disminuyen significativamente la cantidad de ejemplares. De este modo las especies autóctonas pueden regresar a su hábitat natural.

Al usar especies invasoras como materia prima, genera beneficios económicos. Además también impulsa a su erradicación. Es una buena forma de proteger los ecosistemas cuando otra solución no se encuentra.

https://www.nosabesnada.com/curiosidades/especies-invasoras/

13/03/2022