12:16 pm | 04 de junio 2018

Comer una salchicha o un jamón jamás ha matado a alguien, pero el consumo habitual de embutidos y carnes procesadas sí que daña nuestra salud y hasta puede volvernos propensos a sufrir cáncer.

Existen varias razones de por qué dejar de comer embutidos. Aquí, algunas de ellas, según recientes estudios publicados en la revista científica BMC Medicine y por la Unión Mundial para la Salud en Canadá.

No nutren

A los embutidos comúnmente se le añade sodio, nitratos, fosfatos y otros aditivos alimentarios. También poseen sustancias químicas tóxicas que aumentan el riesgo de insuficiencia cardiaca”, afirma Alicja Wolk, investigadora del Instituto Karolinska de Suecia.

Te quitan años de vida

Tras realizar una investigación entre más de un millón de personas de diez países europeos, se llegó a la conclusión de que el consumo abundante de salchichas, jamón, tocino y otras carnes procesadas incrementa el riesgo de morir antes.

Los expertos hallaron una relación entre las dietas ricas en carnes procesadas y las enfermedades cardiovasculares, el cáncer y las muertes tempranas.

En opinión de los investigadores, la sal y las sustancias químicas que se emplean para conservar esos productos también perjudican la salud.

El estudio mostró que existen mayores probabilidades de que las personas que consumen mucha carne procesada diariamente sean fumadoras, obesas y tengan otros comportamientos nocivos para la salud.

Detectaron que la probabilidad de las personas que toman más de 160 gramos de carne procesada al día -unas dos salchichas y una rodaja de tocino- mueran en un plazo promedio de 13 años es 44% mayor que la de aquellos que consumen 20 gramos.

Pueden producir artritis o gota

Por su parte, para los investigadores canadienses, la carne de cerdo está saturada de ácido úrico, se estima que el animal sólo puede deshacerse de 2% de esta sustancia.

De ahí que uno de los factores de los altos índices de artritis o gota sea debido al elevado nivel de ácido úrico en su sangre.

Ralenticen la digestión

Igualmente, la carne de cerdo es difícil de digerir: necesitamos 4 horas para poder hacerlo y la cantidad de proteína digerida no sobrepasa 14%.

La grasa de cerdo, además, se sedimenta en el cuerpo humano: es difícil de digerir y emulsionar en el sistema digestivo.

La mayor parte de ella está formada por grasas saturadas dañinas que, a través de moléculas, quedan sedimentadas en las paredes de nuestros vasos sanguíneos obstruyéndolas y causando coágulos de sangre, esclerosis y elevados niveles de colesterol y triglicéridos en la sangre.

Pueden producir parásitos

Los cerdos y su carne son fuente de más de 75 enfermedades causadas por parásitos, gérmenes y virus.

Hay que tener mucho cuidado en el consumo de carne procesada y poner atención en estas razones de por qué dejar de comer embutidos, particularmente cuando es consumida por los pequeños de la casa.

Vía Salud 180

https://eltiempo.pe/por-que-embutidos-toxicos-salud-ciencia-mp/

24/09/2021