Una compañía del Reino Unido está preparando un motor espacial de fusión nuclear que puede acortar el tiempo de viaje a Marte a la mitad y permitir misiones fuera del sistema solar.

Si tienen éxito, este motor de fusión puede llevarnos a Marte en la mitad del tiempo.

Por Omar Kardoudi

Actualizado: 05/04/2022 – 12:25

La compañía aeroespacial británica, Pulsar Fusion, está trabajando en un motor de fusión nuclear que, si todo sale según sus cálculos, podría probarse por primera vez en 2025 y lanzarse a órbita en 2027. De conseguirlo, podría no solo acortar el tiempo que duran los viajes a Marte a la mitad sino también permitirnos llegar a cualquier rincón de nuestro sistema solar rápidamente.

Pulsar acaba de realizar unos tests de su tecnología en las instalaciones de pruebas de propulsión del ‘Westcott Space Cluster’, en Aylesbury. Su director general, Richard Dinan, ha asegurado que: «Se trata de un momento verdaderamente revolucionario que tiene lugar en suelo británico y que podría suponer los primeros pasos para transformar no sólo los viajes espaciales modernos, sino también la forma en que este planeta consume su energía”.

La compañía de Dinan saltó a los titulares de la prensa internacional el pasado noviembre cuando consiguió probar con éxito un motor espacial híbrido alimentado en parte por desechos plásticos. El motor ‘verde’, como lo llama Pulsar, se alimenta de una mezcla de polietileno de alta densidad (HDPE) —que se usa habitualmente para fabricar botellas de plástico, tablas para cortar o tuberías— y oxidante de óxido nitroso.

https://youtu.be/EIp60JwMLhI

Así funciona el motor de fusión de Pulsar.

Dinan, aseguró en su momento en declaraciones para el diario británico Express, que este tipo de motores verdes son ideales para «llevar a la gente de la Tierra al espacio, para mover satélites en el espacio y para el turismo espacial. Es lo suficientemente potente como para hacerlo».

Un ambicioso motor de fusión nuclear

Ahora la compañía británica está dando un paso todavía más ambicioso al intentar construir un motor espacial nuclear de fusión. La idea detrás de este tipo de motores es intentar recrear el proceso que tiene lugar en el interior de las estrellas y por el cual dos átomos, debido a las altas temperaturas y la presión de fuerzas magnéticas, unen su núcleo desprendiendo enormes cantidades de energía.

Hasta ahora este tipo de motores solo existen en el plano teórico y nadie los ha logrado poner en pie. De hecho, ni siquiera el proyecto experimental ITER, paralizado por las autoridades francesas en estos momentos, que cuenta con inversiones de miles de millones ha conseguido generar ese tipo de energía.

Richard Dinan con su motor ‘verde’. (Pulsar)

El motor de fusión nuclear de Pulsar también es híbrido al igual que su motor ‘verde,’ ya que, según sus creadores, su tecnología solo funciona en el vacío espacial. Su plan es utilizar un potente sistema electromagnético para dirigir la energía liberada por la fusión hacia alguna forma de propulsión.

Según la compañía, sus ingenieros llevan nueve años trabajando en este motor. Si consiguen dominar esta tecnología no solo evitarían tener que transportar toneladas de combustible al espacio sino que además conseguirían un motor mucho más veloz que los actuales.

https://youtu.be/4iekp6MHTXk

El test que han llevado a cabo con sus nuevos propulsores. (Pulsar)

Según los cálculos de Pulsar, este motor podría propulsar una nave espacial con una masa de unos 1.000 kg hasta Plutón en 4 años y acortaría el viaje a Marte a la mitad, unos tres meses en lugar de seis. Además, aseguran que su sistema puede generar hasta 2 MW de energía para alimentar a las misiones a su llegada.

A la caza de nuevos propulsores

Pulsar necesita ahora una inversión extra de 200 millones de libras esterlinas (unos 240 millones de euros) para realizar sus nuevas pruebas. «Hemos creado muchísimo valor con una pequeña cantidad de inversión”, afirma Dinan. «No sentimos la necesidad de entregar esto a las grandes empresas estadounidenses», en referencia a un posible apoyo de compañías como SpaceX o Blue Origin.

Lo que se propone Pulsar es complicadísimo. Y más si su intención es conseguirlo en solo cinco años. Pero es cierto que la nueva era de la exploración espacial requiere motores mucho más potentes y eficientes que los actuales.

Las agencias espaciales de todo el mundo también están trabajando para encontrar formas alternativas de propulsión y han puesto muchos millones sobre la mesa para conseguirlo. China pretende tener una flota de naves nucleares para 2050. La NASA también ha puesto en marcha un nuevo programa para la propulsión nuclear y nuestra ESA trabaja desde hace tiempo en un motor espacial de fusión abierto.

https://www.elconfidencial.com/tecnologia/novaceno/2022-03-25/motor-espacial-fusion-nuclear-llegar-orbita-2027_3397408/