El incremento de la población mundial, pone en cuestión de cómo realizar el adecuado manejo de los desechos que producimos diariamente.

La tecnología EM ofrece un método muy, eficiente y económico de sanear el medio ambiente en forma sostenible.

La Tecnología EM principalmente puede ser utilizada para el medio ambiental:

Ø En el tratamiento de aguas residuales o servidas de origen urbanos, fabricas, granjas, etc., y también agua contaminadas como ríos, lago y playas etc.

Ø Manejo de desechos sólidos (mencionado en compost) Ø El tratamiento para botaderos o relleno sanitario.

Ø Una herramienta para educación y capacitación del asunto de separación de basura y manejo de desechos sólidos y líquidos.

TRATAMIENTO DE AGUA

Utilizando EM, el agua servida de una vivienda o de ciudades, también de una fábrica de alimentos industriales pueden ser tratadas de una manera que asegure que su retorno al medio ambiente sea seguro y además pueda restaurar el balance ecológico del área. Aguas servidas contienen materiales orgánicas que cuando es utilizado por microorganismos putrefactivos contaminantes del medio ambiente con compuestos tóxicos.

La base de la tecnología de EM es la mezcla de diferentes tipos de microorganismos todos ellos benéficos, que poseen propiedades de fermentación, producción de sustancias bioactivas, competencia y antagonismo con patógenos, todo lo cual ayuda a mantener un equilibrio natural entre los microorganismos que conviven en el entorno, trayendo efectos positivos sobre la salud y bienestar del ecosistema.

 

La estrategia es que mientras haya más microorganismos benéficos (consumidores de materia orgánica) que materia orgánica (contaminante) en el lugar, el proceso de purificación es más eficiente. Por lo tanto si hay posibilidad de cubrir el costo, (sistema de activación de EM cerca, etc.) se puede aplicar mayor cantidad de EM en corto plazo, lo que ayudaría a aumentar el volumen de microorganismos dando como resultado una más rápida purificación.

16/11/2020