Por Antonio

La leche de vaca es de los alimentos que más presentes están en todo hogar. A tal punto que es considerado un producto de consumo básico o cesta básica para cualquiera que vaya hacer mercado. A excepción claro está de los que sean intolerantes a la misma, pues por su intolerancia evidentemente no consideran la adquisición de leche de vaca en sus refris. No obstante, para todos los que si podemos gozar del consumo de este alimento. Resulta importante conocer cuáles son los beneficios que el mismo aporta para nuestro cuerpo. Es por ello que hoy el patrón de los comos, el don de las preguntase interrogantes se tomara el tiempo de responder a la pregunta… ¿Por qué debemos tomar leche de vaca? Para que os deis un aproximado del consumo que se da de este alimento en España, es de aproximadamente el noventa y dos por ciento (92%) de los hogares en el país consumen leche de vaca. Es un porcentaje extraordinario, que denota la importancia del artículo que hoy se redactara. Pues si somos tantos los que bebemos y nos nutrimos de este alimento, ¿Por qué no conocer sus propiedades y beneficios? Sabiendo eso, arranquemos con los primeros puntos a considerar…

La leche de vaca como excelente fuente de aminoácidos esenciales. Abriremos esta entrada haciendo mención a la increíble cantidad de aminoácidos que aporta la leche. Siendo específicos nos ofrece todos los aminoácidos que podemos necesitar para nuestro cuerpo, entre los cuales se encuentra: Esta es una pieza importante para la formación de la hemoglobina, además de poder regular y nivelisar los grados de energía y de glucosa que circula por nuestra sangre. Esta tiene la función de asegurar la absorción necesaria de calcio en nuestros huesos. Además de jugar un rol similar al de la valina (la cual también se encuentra presente en la leche). Que se encarga de sostener un correcto equilibrio entre el nitrógeno en las personas adultas. Sin comentar que la lisina presente en la leche de vaca nos ayuda con la producción de anticuerpos y la generación de colágeno. Los cuales constituyen el tejido cognitivo y los cartílagos. Esta se encarga de promover la cicatrización del tejido muscular, además de los huesos y por supuesto la piel.

Contiene ácidos grasos saludables (Mono insaturados y polinsaturados omega-3). Desde hace mucho tiempo se ha tachado a la leche de vaca como un alimento no beneficioso por su alto contenido en ácidos grasos saturados. Sin embargo gracia a estudios más recientes, se ha podido comprobar que no es tan perjudicial para la salud cardiovascular como se creen. Así como tampoco perjudica en la aparición o desarrollo de enfermedades crónicas como las diabetes o el síndrome metabólico. Se dice inclusive que posee un efecto protector. Ácidos Polinsaturados Omega-3. La leche ofrece un gran aporte de ácidos grasos omega-3. Los cuales se ha comprobado ser beneficiosos para la salud cardiovascular, principalmente por el efecto de disminución de triglicéridos, os procesos que se vean involucrados al proceso de aterosclerosis y la tensión arterial. Ácidos grasos mono insaturados. De todos los ácidos grasos que aporta la leche de vaca. Tenemos que una tercera parte de la misma está compuesta por el ácido oleico. La ingesta de los ácidos grasos mono insaturados se vincula mucha con la reducción del colesterol LDL. También conocido como el colesterol malo y por supuesto los famosos triglicéridos. Sin mencionar que ofrece u incremento del colesterol HFL (Denominado también como colesterol malo).

Rica en vitaminas (A, B y D). Por supuesto que no todo es ácidos grasos, la leche también aporta vitaminas tales como la A, las presentes en el complejo B y suple carencia de la vitamina D. Vitamina A. Esta vitamina es particularmente buena para el desarrollo y crecimiento de los jóvenes. Así como ser esencial para la salud ocular (del ojo) y fortalece la inmunidad a ciertas enfermedades. Vitaminas pertenecientes al complejo B. La leche de vaca ofrece entre un quince (15) a un diez (10) por ciento de la ingesta recomendada para nuestro organismo de las vitaminas pertenecientes al complejo B. Las cuales participan en las rutas metabólicas, así como la síntesis de las hormonas. Sin mencionar el aporte energético que nos brinda. De todas las vitaminas la que más sobresale son la B12 y la rivoflamina. Vitamina D. La leche de vaca es un excelente alimento al cual acudir si se presentan bajos niveles o carencias de vitamina D. Esta vitamina otorga un considerable beneficio fisiológico, no solo a los huesos, sino también a un nivel inmunológico. Por lo que consumirla puede ser una buena manera de tumbar y reponer esas deficiencias.

¿Por qué es bueno tomar leche de vaca para tu salud? – Salud Doncomos.com