Medellín, Cali y Bogotá son las ciudades donde el recaudo por el uso de bolsas plásticas es más alto.

14/9/2021

GETTY IMAGES / Las bolsas plásticas tardan cientos de años en descomponerse, según estimaciones. Su creador jamás pensó que la gente las botaría luego de usarlas una vez. – Foto:

 

Desde 2017 en Colombia se implementó el impuesto a las bolsas plásticas con el fin de desestimular el uso de las mismas y así ayudar al cuidado del medio ambiente.

La Ley 1819 estableció que para el año 2017 se pagara $20 (0,00436928€) por cada bolsa plástica. El valor se incrementó en $10 por cada año hasta el año 2020, en el cual se pagó $50 (0,0109232€) por cada bolsa plástica.

Si bien el impuesto es bajo, el monto recaudado por este tributo ha sido relevante para las cuentas de la Nación. Según información de la Dirección de Impuestos y Aduanas Nacionales (Dian), en 2017 se alcanzaron a recaudar $10.355 millones (2.265.598,71€) por este tributo, mientras que en 2018 el monto fue de $30.169 millones (6.601.954,99€).

La cifra del recaudo ha venido aumentando y en 2019 llegó a $40.823 millones (8.934.199,54€), en 2020 marcó el máximo histórico para el impuesto que fue de $45.220 millones (9.896.930,20€). En lo que va del 2021, el recaudo por este impuesto ha sido de $29.985 millones (6.562.711,85€) y se prevé que el monto termine el año por encima de los $40.000 millones (8.754.659,80€).

Al sumar los montos de recaudos anuales que ha dejado la medida, el impuesto a las bolsas plásticas le ha significado recursos a la Nación por $152.554 millones (33.389.301,46€) desde el inicio del tributo en 2017.

Al mirar el comportamiento del impuesto por regiones, Medellín es la ciudad que más paga por el uso de bolsas plásticas, pues en 2017 el recaudo fue de $2.777 millones (607.798,49€), en 2018 llegó a $6.917 millones (1.513.922,29€), en el 2019 ascendió a $8.588 millones (1.879.657,69€) y en 2020 se ubicó en $9.488 millones (2.076.640,91€).

De otro lado, en Cali el máximo recaudado por este tributo ha sido de $3.707 millones (811.352,73€), mientras que en Bogotá ha sido de $2.481 millones (543.017,57€).

En países como Kenia y Uganda, las bolsas plásticas están prohibidas; y aunque sí existen bolsas de plástico más grueso, su precio es muy alto. – Foto: picture-alliance/WILDLIFE

 

Los datos de la Dian también muestran que los grandes contribuyentes han sido de los que más aportan al tributo, pues en 2017 pagaron $2.222 millones (486.330,29€), en 2018 $7.383 millones (1.615.921,02€), en 2019 $12.664 millones (2.771.776,47€), en 2020 $15.903 millones (3.480.698,14€) y en 2021 $5.533 millones (1.207.955,77€).

Como alternativa para reemplazar el uso de las bolsas plásticas, las personas han optado por comprar y llevar bolsas de tela o de otros productos biodegradables que puedan ser reutilizados y no dañen el medio ambiente.

Dentro de la discusión de la Ley de Inversión Social que ya fue firmada por el presidente de la República, Iván Duque, los congresistas le solicitaron al Gobierno incluir en la normativa más impuestos verdes (similares al de las bolsas plásticas) para ayudar al cuidado del medio ambiente, pero al final no fueron incluidos.

Datos del impuesto al consumo de bolsas plásticas

Hay que mencionar que este tributo se genera al entregar cualquier bolsa plástica, cuya finalidad sea cargar o llevar productos vendidos por el establecimiento comercial que la entregue.

Además, están obligados a pagar este impuesto los responsables del IVA, pertenecientes al régimen común, como por ejemplo los grandes supermercados, grandes superficies, almacenes de comercio de prendas de vestir, calzado, entre otros.

El pago de este impuesto es asumido por las personas naturales o jurídicas que opten por recibir bolsas plásticas para transportar los productos adquiridos.

¿Cuáles bolsas plásticas no generan el Impuesto?

  • Aquellas cuya finalidad no sea cargar o llevar productos adquiridos en el establecimiento que la entrega.
  • Las que sean utilizadas como material de empaque de los productos pre-empacados. Como, por ejemplo, aquellas para depositar las frutas en los supermercados
  • Las biodegradables certificadas como tal por el Ministerio de Medio Ambiente y Desarrollo Sostenible, con base en la reglamentación que establezca el Gobierno Nacional.
  • Las bolsas reutilizables, que, conforme a la reglamentación del Gobierno Nacional, posean unas características técnicas y mecánicas que permiten ser usadas varias veces, sin que para ello requieran procesos de transformación.

https://www.semana.com/economia/macroeconomia/articulo/el-gobierno-ha-recaudado-mas-de-150000-millones-por-el-impuesto-a-las-bolsas-plasticas/202104/

15/11/2022