Remedios naturales contra los calambres

Un calambre o rampa es una molesta contracción muscular intensa, brusca y de corta duración, que puede darse en cualquier parte del cuerpo. Pueden ser dolorosos y durar de unos segundos a varios minutos.

Por lo general, la parte en la que suelen aparecer más frecuentemente es en las piernas, en concreto, en los gemelos o pantorrillas y las mujeres tienen más tendencia a padecerlos.

Las causas más habituales que los provocan son la falta de hidratación, el déficit de algunos minerales como calcio, magnesio o potasio, o bien problemas circulatorios. También pueden aparecer si estamos mucho rato en la misma posición, si hacemos ejercicio sin calentar o si llevamos un calzado con mucho tacón o muy plano.

Los calambres aparecen más en la noche que en el día pero a veces depende que movimiento hacemos y se produce esa sensación de dolor muy molesta. Entre los remedios caseros que más efectivos son para este tipo de afecciones son:

Agua tónica

– Beber un vaso de agua tónica antes de ir a dormir es muy bueno para prevenir los calambres ya que esta bebida contiene una sustancia llamada quinina que evita que aparezcan.

Ciertos alimentos

– Consumir en forma regular ciertos alimentos es útil para tratar y evitar los calambres se recomienda los cereales integrales, plátanos o banana, tomate, naranja, melones, frutos secos como nueces, avellanas, higos porque tienen calcio y esto hace que se evite la aparición de calambres.

Semillas de mostaza

– Se puede realizar una preparación con una cucharadita de semillas de mostaza en 1 litro de agua y debe hervir por 10 minutos luego lavarse las piernas con esta preparación por varios minutos.

Ginkgo biloba

– El té de Ginkgo biloba ayuda a evitar la aparición de calambres, Se prepara con 3 cucharadas de esta planta en una taza de agua la cual debe hervir por 10 minutos luego se puede beber en varias tomas durante el día.

Castañas de las indias

– Las castañas de las indias es muy buena para mejorar la circulación sanguínea y tonifica las venas. Se puede comprar te o gotitas para tomar 2 veces al día.

Vinagre de manzana

-En la noche si somos propensos a los calambres embeber una gasa o paño en vinagre de manzana ya que alivia los dolores si durante el día también se produce se puede repetir.

Jugo de cebolla

– Mezclar partes iguales de agua fresca y jugo de cebolla, luego aplicar con una gasa sobre las piernas para aliviar los malestares. Se puede realizar todos los días hasta que desaparezca.

Alfalfa para remineralizar

A veces los calambres se deben a un déficit de nutrientes que hace que el músculo no trabaje bien. La alfalfa es una planta muy completa con proteínas, vitaminas y minerales que ayudan al correcto funcionamiento muscular.

Se recomienda tomar de 3 a 5 g al día de extracto de planta, repartidos en 2 tomas.

Gotu kola, refuerza los tejidos

Esta planta también mejora la circulación venosa y refuerza los tejidos elásticos ricos en colágeno (vasos sanguíneos, sistema linfático, tejido conjuntivo, etc.). Por eso es útil si los calambres son por mala circulación.

La dosis es de 500 a 1.000 mg de extracto al día 1 o 2 meses. No conviene en caso de gastritis.

Cola de caballo para nutrir músculos y tendones

Por su contenido en potasio, silicio y otros minerales, mejora los calambres relacionados con las deficiencias de estos nutrientes, así como la salud de los tejidos elásticos (tendones, músculos, etc.).

Se aconseja una cucharada en decocción de 15 a 30 días. Evita en caso de insuficiencia renal.

Tónico rescate para dar masajes

Si eres propensa a sufrir calambres, puedes tener un tónico preparado para hacerte masajes cuando tengas molestias.

En un recipiente de cristal de un litro pon 40 g de romero, 40 g de menta, 40 g de melisa, 30 g de árnica y 20 g de hipérico. Rellena el recipiente con orujo (o similar), y deja macerar en un sitio fresco y resguardado de la luz durante 20 días, agitándolo de vez en cuando.

Una vez preparado, úsalo para realizar fricciones en la zona afectada, 2 veces al día.

Suplementos contra los calambres

Coral sango. Con más de 70 minerales, es eficaz en los calambres nocturnos, piernas inquietas… La dosis es de 1 o 2 g al día, en 1 o 2 tomas con las comidas.

Puedes conseguirlo aquí; https://www.fairvital.com/es/indicaciones/valor-del-ph/coral-sango-1000mg-90-capsulas

Magnesio. Tiene efecto relajante sobre los calambres y contracturas. Se utiliza de 300 a 600 mg al día. Debe evitarse en caso de insuficiencia renal.

MSM (metilsulfonilmetano). Fuente de azufre orgánica con acción antiinflamatoria y analgésica en articulaciones, tendones y ligamentos. La dosis es de 500 a 3.000 mg al día repartidos en 1 o 3 tomas. No tomar con anticoagulantes.

Fuente; https://www.sabervivirtv.com/medicina-general/calambres-musculares-remedios-naturales_3899