Contenedores llenos de suciedad y objetos en la calle de la Maquinista de la Barceloneta / METRÓPOLI

Los vecinos niegan que FCC lleve a cabo las labores de limpieza ordinarias pactadas con el Ayuntamiento

Verónica Mur

Actualizado: 24/07/2021 09:59 h.

La Barceloneta tiene más problemas aparte de los botellones masivos, el turismo de borrachera, la inseguridad y

el incivismo. El barrio marinero lidia una lucha constante por la suciedad a la que no consigue hacer frente.

Contenedores llenos de suciedad y objetos al lado de una terraza en la calle de la Maquinista / METRÓPOLI

SUCIEDAD CRÓNICA

Los vecinos están hartos del fuerte olor a orín y defecaciones en sus calles, fruto de los incívicos que acuden a los botellones nocturnos. Las aceras están llenas de botellas de cristal rotas y los contenedores rebosan de basura y morralla que se ha ido acumulando durante semanas.

Los restaurantes, bares y colmados de la Barceloneta usan los mismos contenedores que los vecinos para desechar sus residuos, mucho mayores que los de los residentes normales. Esto provoca que los contenedores se llenen más rápido y que se produzca una mayor sensación de suciedad y dejadez. «Se acumula muchísima basura en las zonas de los contenedores y eso genera mal olor y propagación de plagas de cucarachas y ratas«, explica Manel Martínez, vicepresidente de la Asociación Vecinal de la Barceloneta.

La entidad vecinal hace meses que denuncia que los contenedores están «rotos» y que hace «más de 10 o 15 años que no se cambian por otros modelos más nuevos». Según su portavoz, las palancas de muchos de ellos no funcionan, pero el verdadero problema viene por la «falta de limpieza de los mismos».

Contenedores llenos de suciedad en la Barceloneta / ARCHIVO

LABORES DE LIMPIEZA

El Ayuntamiento de Barcelona ha detallado a Metrópoli las labores de limpieza ordinarias que, supuestamente, Fomento de Construcciones y Contratas (FCC), el grupo empresarial contratado por el gobierno municipal, lleva a cabo en el barrio. Según el consistorio se realiza un barrido manual en el turno de mañanas, con frecuencia diaria, y de tardes en vías principales; un barrido mixto con barredora de frecuencia diaria en las vías principales en turno de mañanas; un barrido de mantenimiento diario, en turno de mañana y tarde; limpieza con agua en días alternos en turno de mañana, principalmente, y un servicio en las vías principales en turno de noche y recogida de voluminosos de día fijo, concretamente los viernes.

En la zona de las playas, la empresa URBASER se encarga de limpiar la arena, las papeleras y se pone en marcha el equipo de riego. Por la tarde se realiza el vaciado de las papeleras, la retirada de los residuos, el repaso de la arena y el equipo de recogida de residuos incide en los chiringuitos y los restaurantes de los porches. Por último, por la noche el equipo de limpieza se encarga del vaciado de las papeleras y se pone en funcionamiento los tractores con tamiz y el equipo de riego.

Empleados de Urbaser recogen la basura acumulada en la playa de la Barceloneta tras un botellón / ARCHIVO

EL VECINDARIO RECHAZA LA VERSIÓN MUNICIPAL

La Asociación de Vecinos de la Barceloneta afirma a Metrópoli que el protocolo de limpieza no se realiza tal y como detallan las fuentes municipales. La plataforma vecinal asegura que lo único que sí se realiza con exactitud es el servicio en la zona de playas. La entidad defiende que las labores de limpieza en la zona urbana no son «ni mucho menos» las especificadas por el consistorio.

Los trabajos de limpieza que, supuestamente sí se desarrollan en la zona, son «ineficientes» a ojos del vecindario. Manel Martínez, vicepresidente de la asociación vecinal, explica a Metrópoli que la limpieza «es poca y está mal hecha». El también vecino de la zona argumenta que, «desde hace unos meses, la Barceloneta está más sucia que nunca«. «Entre que los trabajos de limpieza están mal hechos, por falta de tiempo o de material, y que los incívicos ensucian todavía más, la imagen es deprimente», lamenta.

Suciedad en un puente de la Barceloneta / CG

DESINFECCIÓN INCOMPLETA DE LOS CONTENEDORES

La administración barcelonesa ha informado a este medio que, en las últimas semanas, se ha realizado una actuación de limpieza extra de todas las zonas por debajo de los contenedores en el conjunto de barrios de Ciutat Vella. La opinión pública dista de la afirmación del consistorio. 

Salvador Soler, uno de los vecinos de la Barceloneta que más lucha por devolver la dignidad al barrio, destaca que los contenedores no se limpian todo lo que se debería y que, cuando se hace, la desinfección no es completa: «los contenedores se limpian muy de vez en cuando y solo con agua a presión, sin desinfectantes ni jabón. Ese dinero se lo ahorran las grandes empresas contratadas por el Ayuntamiento de Barcelona», argumenta.

Interior de un contenedor sin desinfectar de la Barceloneta / METRÓPOLI

PAVIMENTO PRINGOSO

No solo es la zona de las basuras la que deja en mal lugar al barrio marinero. El estado «pringoso» del pavimento y de las calzadas de sus calles también enfurecen al vecindario. FCC utiliza una fregadora de pavimentos que tiene como objetivo «eliminar manchas de la vía pública como orines, suciedad que hay acumulada por debajo de las papeleras, manchas de aceite de los vehículos, etc.», detallan desde el consistorio. Fuentes municipales aseguran que esta máquina «no sustituye el barrido o la limpieza con agua a presión, sino que la complementa».

El vecindario explica que la máquina «remueve la suciedad en vez de eliminarla por completo» y que, a causa de la resina blanca que cae de los árboles, queda el suelo «pastoso y con peor aspecto que antes». Fuentes internas del servicio de limpieza de Barcelona han confirmado a este medio que «la máquina no está en buenas condiciones». Aseguran que «en vez de limpiar pule el suelo» porque «sus cepillos están estropeados».

Las mismas voces explican que la empresa subcontratada por la administración barcelonesa sigue cobrando los servicios que realiza de forma dudosa porque el Ayuntamiento no le multa. Según afirman desde la Asociación de Vecinos de la Barceloneta, «hasta hace poco las auditorías las hacían las mismas empresas subcontratadas por el consistorio» y que ahora «se siguen sin ver inspectores de limpieza«.

Máquina fregadora de pavimentos que utiliza FCC en la Barceloneta / METRÓPOLI

REGADO CON AGUAS RESIDUALES

Otra labor de limpieza que provoca molestias en el barrio de la Barceloneta es el regado con aguas residuales. Los vecinos exigen que se realice a primera hora de la mañana, para eliminar olores, pero los trabajadores pasan al mediodía «cuando la porquería ya está removida», explican los residentes. Aparte del desacuerdo con el horario, la Barceloneta asegura que los empleados de la limpieza «riegan rápido y ponen las mangueras a una presión demasiado alta». Según la Asociación de Vecinos, la presión es tan fuerte que «ha reventado la pintura de muchos de los bajos de la Barceloneta», aportando todavía «más sensación de degradación al barrio».

Según explican fuentes internas a este medio de comunicación, el «50% de los vehículos» destinados para la limpieza de la ciudad de las cuatro empresas subcontratadas por el Ayuntamiento de Barcelona (Urbaser, Cespa, CLD y FCC) «están estropeados y no se usan». «La maquinaria es muy vieja, lleva más de 10 años sin arreglarse, pero no se hace ninguna denuncia», explican fuentes internas. Muchos de los empleados se ven en la obligación de realizar los trabajos a pie, lo que les hace tener menos tiempo para limpiar con mayor profundidad.

Cepillo en «mal estado» de la máquina fregadora de pavimentos que utiliza FCC en la Barceloneta / METRÓPOLI

ESPERANZA CON EL NUEVO CONTRATO DE LIMPIEZA

El nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos, que es el más grande del consistorio tanto por la duración – ocho años prorrogables a 2 años más– como por el presupuesto –casi 300 millones de euros anuales–, supone un halo de esperanza para los vecinos de la Barceloneta. Estos esperan que el gobierno municipal rectifique la «mala gestión» que se ha hecho con la limpieza y los residuos en el barrio durante tantos años.

La mala praxis en materia de limpieza, entre otros muchos motivos, ha hecho que un gran número de los residentes planteen mudarse a otro lugar de Barcelona. «La sensación que nos da es que alguien está haciendo todo lo posible para hacer un Marina d’Or en el barrio, expulsando a vecinos, y algunas negligencias municipales lo favorecen», lamenta el vicepresidente de la asociación, Manel Martínez.

https://www.metropoliabierta.com/distritos/ciutat-vella/barceloneta-estalla-servicio-limpieza-mas-sucia-nunca_42127_102.html