Esta foto la tomé yo en una obra de Calafell. A pesar de tener los contenedores a pocos metros, nadie de la obra reciclaba nada y lo tiraba al contenedor de la obra.

Se podría eliminar el 100% de la basura premiando a la gente con el 75% de las multas que se imponen a los incívicos. El 25% restante será para los ayuntamientos, pues ellos son los que deben comprar los contenedores y pagar el servicio de recogida. Todos los operarios relacionados con la basura estarán constituidos por gente que se da por insolventes y que tienen deudas, presos que quieran conmutar las penas por servicios sociales y gente que está cobrando alguna paga del Estado.

Los alcaldes de cada ciudad podrían hacer unas acreditaciones a la gente que se ofrezca para ese trabajo, con esta acreditación podrán montar guardia frente a los contenedores de basura, éstos estarán cerrados y solo ellos tendrán acceso para tirar la basura una vez verificada por ellos. Podrán multar a quienes no traigan la basura bien clasificada. Aquellos que se nieguen a cooperar en enseñar su basura o su DNI también serán multados con 500€. Los comercios deberán vender bolsas con 5 colores para que los usuarios metan en ellas la basura clasificada.

Se multará a quien deje escombros, cajas de cartón, muebles, electrodomésticos, etc. fuera de su lugar. Las multas serán de 10 € por gramo como mínimo. Pero depende de lo contaminante que sea, la multa será muy superior (aceite de motor, uralita, pilas, fluorescentes, medicamentos, etc.).

2/02/2021