Inventan unas branquias artificiales que prometen separar el oxí­geno del agua como hacen los peces, ¿qué hay de cierto en ello?

Publicado por Erika García | 30 marzo 2016

Parece ser que la necesidad humana de superar los lí­mites de nuestro cuerpo sigue yendo más allá. Quizás estemos ante el futuro de la respiración subacuática, quizás tengamos que dejar de cargar con pesadas bombonas o quizás podamos alejarnos más allá de la superficie que nos permite nuestra máscara de snorkel. Y sí­, decimos «quizás» porque la «Triton Gills» o «branquias de tritón» como se traducirí­a al castellano, han hecho boom en Internet pero todo indica que son, en realidad, un concepto imposible. Parece ser que la startup sueca que las ha desarrollado no se esperaba tanta acogida nada más sacar a la luz su proyecto pero es que sin duda alguna estamos ante un mecanismo de respiración que cambiarí­a el mundo, o como mí­nimo, el de los amantes del buceo. Su creador, el surcoreano Jeabyun Yeon, asegura que «Triton Gills» permite bucear y respirar tranquilamente durante 45 minutos, a una profundidad máxima de 4,5 metros mediante la utilización de la tecnologí­a de sus «branquias artificiales». Prometen cruzar de isla a isla sin la necesidad de transporte aéreo mientras disfrutamos de los más bellos paisajes adornados por corales y vida submarina.

Además nos aseguran que con «Triton Gills» no hay que cargar con equipos pesados ni hay que llevar a cabo complicados procedimientos de seguridad o de formación. Es tan fácil de usar como unas gafas de snorkel. Solamente hay que morder suavemente la boquilla, respirar de forma normal y disfrutar de una sensación de libertad bajo el agua inimaginable hasta ahora. Nos ofrecen poder nadar junto a peces tropicales sin estropear nuestra visibilidad con las molestas burbujas de oxí­geno.

¿Cómo funcionan las branquias artificiales?

Desde «Triton» afirman que su máscara utiliza dos filtros especializados que extraen el oxí­geno del agua. Al parecer, estos filtros utilizan un tipo de fibra hueca microporosa, un material compuesto por miles de millones de agujeros que son más pequeños incluso que las moléculas de agua con lo que mantiene el agua fuera y el oxí­geno dentro. A partir de ahí­, un «micro compresor» extrae y almacena el oxí­geno, permitiendo a los usuarios respirar de forma natural y permanecer bajo el agua durante unos 45 minutos. Suena demasiado sencillo como para ser cierto, ¿verdad? Si la clave de la respiración bajo el agua sólo consistí­a en respirar a través de una membrana porosa para extraer las moléculas de oxí­geno, ¿no se habrí­a dado cuenta alguien antes? Lo que sí­ es cierto es que las branquias de tritón se encuentran en búsqueda de financiación a través de un crowdfunding en la web www.indiegogo.com, donde solicitan la friolera de 800.000 dólares, los cuales ya han superado con creces pasando casi a los 900.000 y habiendo agotado todos los packs disponibles. Se puede reservar una de las primeras unidades por unos 300 euros (como hemos comentado antes el resto de packs están agotados) sin contar con los gastos de enví­o. Lo que más hace dudar de la eficacia de este invento es su precio, ya que si se tratase de algo tan novedoso y exclusivo serí­a un poco más caro ¿no? Tendremos que esperar a que la empresa enví­e las unidades a los inversores del crowdfunding para salir de dudas.

https://www.tuexperto.com/2016/03/30/un-invento-para-respirar-bajo-el-agua-con-normalidad/