El uso de óxido de grafeno en los combustibles de aviación podría explicar la presencia de óxido de grafeno en la atmósfera, junto a hollín como resultado de una pirolisis incompleta en los motores de reacción de los aviones, tal como observó (Pöschl, U. 2005). De hecho, todas las investigaciones científicas consultadas coinciden en la mejora de las prestaciones y cualidades del combustible de aviación, cuando se agregan aditivos de óxido de grafeno y derivados. Por tanto, puede afirmarse que el resultado de la combustión o pirolisis del combustible de aviación puede generar restos de óxido de grafeno (además del hollín) en forma de estelas químicas junto al vapor de agua obtenido por la condensación de los gases de escape de las turbinas de los aviones a reacción a partir de ciertas altitudes de la troposfera en las que la temperatura sea inferior al punto de congelación. Como se ha explicado en la entrada sobre la nucleación de cristales de hielo en nanopartículas de óxido de grafeno, no sería desdeñable pensar que el óxido de grafeno en condiciones de temperatura y humedad como las encontradas a la altura de vuelo de los aviones comerciales, provocaran la generación de nubes, lo que explicaría la siembra de nubes y un efecto de modificación del clima o geoingeniería. También explicaría la presencia de óxido de grafeno en las gotas de agua, tal como se viene advirtiendo. Todo esto vendría a confirmar la existencia de chemtrails como resultado del residuo de la combustión de queroseno y óxido de grafeno en los motores jet de la aviación (civil/militar) y supondría la evidencia de la contaminación por vía aérea.

Por otra parte, se viene observando la gran frecuencia de aparición del óxido de grafeno GO, combinado con Fe3O4. A las aplicaciones ya conocidas (adsorción de CO2, vacunas ADN anticancerígenas, biocidas-fertilizantes de uso agrícola, absorción de ondas electromagnéticas 5G…) se une la aplicación en combustibles de aviación. Esto significa que el GO/Fe3O4 o bien el Fe3O4/GO podría ser el compuesto universal del que se deriva el origen de todos los problemas relacionados con el coronav|rus.

Vacunas ADN anticancerígenas (Shah, M.A.A.; He, N.; Li, Z.; Ali, Z.; Zhang, L. 2014)

Biocidas y fertilizantes (Zhang, M.; Gao, B.; Chen, J.; Li, Y.; Creamer, A.E.; Chen, H. 2014)

Absorción de ondas electromagnéticas 5G (Ma, E.; Li, J.; Zhao, N.; Liu, E.; He, C.; Shi, C. 2013)

Vacunas con reformulaciones genéticas CRISPR (bbott, T.R.; Dhamdhere, G.; Liu, Y.; Lin, X.; Goudy, L.; Zeng, L.; Qi, L.S. 2020)

Daños del grafeno en el cuerpo humano, véase repertorio bibliográfico y entradas de este blog.

Finalmente, cabría por determinar hasta qué punto resultaría factible la fumigación de óxido de grafeno de forma directa, a fin de reducir el CO2 y colaborar en la lucha contra el cambio climático. Este punto será abordado en la próxima entrada.

https://corona2inspect.blogspot.com/2021/08/el-oxido-de-grafeno-en-combustibles-de.html