Publicado el 05/11/2013

El astrágalo se ha clasificado en medicina tradicional china como una hierba que tonifica. Indicada para tratar el síndrome de deficiencia del bazo y la deficiencia de los pulmones. La deficiencia del bazo suele manifestarse en forma de diarrea, distensión abdominal, falta de apetito y fatiga. El astrágalo también tonifica el pulmón, por lo que se ha usado en casos de infecciones de vías respiratorias alta (IVRA) frecuentes.

También se ha utilizado como remedio tradicional por sus propiedades hepatoprotectoras, antioxidantes y cardiovasculares así como en terapia coadyuvante en terapia tumoral.

Indicaciones terapeúticas

– Sistema Inmunitario: La raíz de astrágalo tiene propiedades inmunoestimulantes, pero a diferencia de la equinácea, no suprime la función inmune con el uso prolongado. Esta planta estimula el sistema inmunitario por distintos mecanismos de acción. Incrementa el número de células madre en la médula ósea y en el tejido linfático, potencia la producción de inmunoglobulinas y estimula a los macrófagos. Ayuda a activar las células T (células blancas que juegan un papel fundamental en la inmunidad celular) y en las llamadas natural Killer (NK).

Se ha mostrado efectiva en la prevención y tratamiento de infecciones respiratorias de vías altas. Se comprobó que en 1.137 pacientes con bronquitis crónica tratados con una combinación herbaria de astrágalo reducía la incidencia y la duración de sobreinfecciones de vías respiratorias altas.

Los estudios indican que incrementa los niveles de los anticuerpos (IgA, IgM y IgG) en pacientes que sufren de IVRA. Un incremento de IgA en la cavidad nasal podría explicar el mecanismo por el cual el astrágalo reduce la infección vírica producida por el virus de la gripe, influenza.

En valoración de la efectividad de tres plantas, astrágalo, equinácea y regaliz, que habitualmente se utilizan para prevenir o tratar gripes y resfriados, se comprobó que el astrágalo era la que ejercía una activación y una proliferación más potente del sistema inmunitario, concretamente de las células-T, CD8 y CD4.

– Actividad vírica: El astrágalo se ha mostrado eficaz en miocarditis causada por coxsackie-B virus, así como sobre papilomavirus, el herpes simple, sitomegalovirus o el virus de la hepatitis crónica. Parece que el efecto positivo sobre infecciones víricas y bacterianas se debe más al incremento de la respuesta inmunológica que al efecto antiviral o antibacteriano.

– Coadyuvante en terapia cancerígena: Mejora la respuesta en pacientes tratados con quimioterapia y reduce la toxicidad inducida por la misma y la radioterapia.

– Enfermedad cardiovascular: Los expertos sugieren que su actividad antioxidante es uno de los mecanismos por el cual el astrágalo ejerce una función cardiotónica. Ejerce un efecto positivo en patología isquémica cardíaca, insuficiencia cardíaca congestiva. También se ha indicado en hipertensión y enfermedad vascular periférica.

Dosis

Se recomiendan de 4 a 7 gramos de la raíz de la planta diarios para el adulto, por lo que es conveniente optar por presentaciones que concentren en forma de extracto está cantidad de planta por cápsula.

Publicado en; https://www.herbolariosaludnatural.com/blog/45-las-propiedades-del-astragalo