La farmacéutica Merck ha desarrollado una pastilla para la lucha contra el coronavirus y que reduciría a la mitad el riesgo de muerte con riesgo grave.

La ciencia continúa avanzando en la lucha contra la COVID-19. La industria farmacéutica MSD, Merck en Estados Unidos y Canadá, ha desarrollado una pastilla para la lucha contra el coronavirus conocida como Molnupiravir.

En un comunicado oficial conjunto con Ridgeback, asegura la compañía que este fármaco reduciría el riesgo de hospitalización y la mortalidad por el virus a la mitad, especialmente en pacientes con riesgo grave. Por otro lado, ha explicado que tratará de pedir a la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA en inglés) de los Estados Unidos «la autorización para su uso de emergencia, así como a las agencias reguladoras de todo el mundo».

Reducción del riesgo de muerte en un 50%

En la fase número 3 de su análisis, Merck afirma que el uso de Molnupiravir «redujo el riesgo de hospitalización o muerte en aproximadamente un 50%» en aquellos pacientes no hospitalizados con pronóstico leve o moderado.

La decisión de su puesta en práctica a corto plazo dependerá única y exclusivamente de la FDA, que evaluará la verdadera eficacia de este medicamento y será quien apruebe su uso en pacientes o enfermos de COVID-19.

«Se necesitan más herramientas para luchar contra la COVID-19»

Así de explicita es la farmacéutica Merck, que señala la urgente necesidad de contar con «herramientas y recursos para luchar contra la pandemia de COVID-19″ y que se ha convertido en el último año y medio en «una de principales causas de muerte y continúa afectando profundamente a los pacientes, las familias y las sociedades».

Por otro lado, indica el comunicado que el Molnupiravir se inventó en Drug Innovations at Emory (DRIVE), una empresa de biotecnología sin fines de lucro y que se está desarrollando por Merck junto con Ridgeback Biotherapeutics.

Objetivo, 10 millones para finales de 2021

El objetivo de Merck no es otro que producir 10 millones de tratamientos para finales de 2021, y se espera que se produzcan más dosis en 2022 una vez que se apruebe su puesta y aplicación en más de 100 países a medida que se autoricen los acuerdos con las entidades reguladoras locales. El primer acuerdo con EE.UU es de suministrar aproximadamente 1,7 millones de cursos de Molnupiravir al gobierno presidido por Joe Biden.

 

https://as.com/diarioas/2021/10/01/actualidad/1633104577_226289.html

3/10/2021