Energía bio

La granja Torre de Santamaría se ha convertido en la primera del país en producir y abastecer de biometano la red de gas natural

Granja de vacas. iStock

  Neus Palou

01/02/2022 12:45

España depende del exterior en materia energética. Es cierto que, con la progresiva introducción de las energías renovables, hemos conseguido incrementar nuestra independencia, pero no es todavía suficiente. Una oportunidad única para dar un paso adelante y convertirnos en un país más autónomo, energéticamente hablando, nos la brinda el sector primario.

Los gases renovables, fundamentalmente biogás-biometano, suponen una oportunidad ideal dadas las condiciones con las que cuenta España. La generación de este tipo de fuente de energía se consigue a través de la digestión anaerobia de materiales orgánicos biodegradables, provenientes fundamentalmente de residuos agrícolas y ganaderos. Una fuente de energía neutra en carbono y que nos ayudaría a cumplir con nuestros compromisos de reducción de emisiones. Además, se calcula que los gases renovables podrían aportar alrededor de 472 millones de euros al PIB español para 2030, además de generar entre 15.000 a 25.000 puestos de trabajo para ese periodo.

Vista de la planta de biogás de Almenar, Segrià. Propias

Muchos países europeos han tomado la delantera en este sector de los gases renovables, pero España también ha iniciado su camino.

En Lleida se ha creado la primera granja productora de biometano. Lo producen a partir del estiércol que general más de 2.000 vacas de la granja Torre de Santamaría, situada en Vallfogona de Balaguer.

El proceso consiste en recoger los excrementos de los animales, mezclarlos, introducirlos en contenedores herméticos llamados digestores y aplicar temperaturas de entre 38 y 40 grados centígrados sin oxígeno. De esta forma logran obtener un biogás, un gas compuesto por un 54% de metano, CO2 y otros gases.

Para poder inyectarlo en la red de gas natural, a este biogás se le agrega un paso más en el proceso de depuración y así obtener un gas más libre de metano, el llamado biometano.

Granja Torre de Santamaría, situada en Vallfogona de Balaguer. Torre Santamaria/Youtube

La empresa suiza Axpo Iberia, operadora del proyecto, cuenta con cuatro plantas ubicadas en la misma localidad que la granja. A través de ellas se ha logrado introducir anualmente 30 GWh de gas renovable en la red de Nedgia, la filial de la empresa Naturgy en Lleida.

Según los expertos de Axpo Iberia, con esta energía un ferry podría y volver de Barcelona a Menorca 60 veces.

Este biometano es un gas de origen renovable, tiene las mismas características que el gas fósil procedente de países como Argelia o Rusia. En España ya hay cinco plantas que lo producen, pero la planta de Lleida es la primera que lo produce a partir de excrementos de ganadería. El resto de las plantas, como la madrileña Parque Tecnológico Valdemingómez, lo hacen a partir de otro tipo de residuos.

Granja de vacas. Getty Images/iStockphoto

Este gas procedente de los excrementos de vaca ya abastece industrias y casas de la zona, pero los encargados de este proyecto aseguran que, si todas las granjas españolas procesaran los excrementos de su ganado, se podría generar hasta el 10% del gas que se consume al año.

Otros países europeos han apostado firmemente por esta producción de biometano. Francia cuenta con cerca de 300 plantas y Alemania tiene más de 200. Según los directivos de Axpo Iberia, para poder avanzar en ese sentido será fundamental contar con un «sistema de certificación de origen» ya aplicado en otras energías.

https://www.lavanguardia.com/natural/20220201/8026057/granja-vacas-lleida-biometano-gas-productora.html

27/02/2022