El 7 Nov 2020

Desde Ícaro hasta Leonardo, de los hermanos Wright al presente. Volar como aves es parte de nuestra imaginación. El fabricante alemán BMW fabricó un traje pensando en eso. Desarrolló el primer traje eléctrico para volar que llega a 300 km/h. Es más del doble de la velocidad alcanzada por equipamientos tradicionales.

El traje eléctrico para volar: inventando un Ícaro moderno.

Vuelo de prueba

Uno de los diseñadores decidió probarlo. Peter Salzmann, se tiró al precipicio desde una altitud de más de 3.000 metros. Lo hizo en la zona situada cerca de los picos de la cordillera Hohe Tauern en los Alpes. Durante este experimento fue asistido por otros dos experimentadores temerarios.

BMW apoyó con su tecnología el invento

triaco lo hizo para contar con una mejor idea sobre el tamaño que debería tener su unidad de propulsión.

«Inicialmente íbamos a colocarla en la parte trasera. Pero después lo dibujamos y evaluamos con expertos en aerodinámica. Decidimos mover la unidad de vuelo a la parte delantera», explicó Salzmann.

BMW apoyando

Posteriormente el ingenio se asoció con BMW, que le ofreció herramientas necesarias para este traje. Uno de ellos era el sistema de impulsión. El grupo trabajó en un sistema más pequeño, de más de un metro de ancho, equipado con dos hélices de casi 13 centímetros. Una vez reunidos estos dos elementos resultaron en la creación de un aparato que parecía «un minisubmarino futurista», recordó Salzmann.

El soporte del pecho se alimenta por una batería de litio de 50 voltios, que pesa casi 12 kilogramos. También está equipado con una unidad de almacenamiento de energía. El elemento secreto del traje eléctrico para volar es su acelerador. Está unido a la manga izquierda, y permite a su usuario alcanzar una velocidad de casi 300 km/h.

Tal vez no está lejano el día que uno de estos vuele sobre un Fórmula 1, a la máxima velocidad, sin perderle el paso.

https://www.nosabesnada.com/tecnologia/el-traje-electrico-para-volar-de-bmw/

29/03/2021