Hoy le contaré un hecho poco conocido: una de las principales causas de las úlceras estomacales y los cánceres gástricos puede estar completamente bajo nuestro control.

Este desencadenante afecta a entre el 50 y el 75% de la población mundial.

Hoy voy a arrojar algo de luz sobre este riesgo y a continuación le explicaré una forma simple de DETENERLO.

Siga leyendo y sabrá cómo podría REDUCIR su riesgo de desarrollar úlceras estomacales, así como de algunos tipos de cáncer.

¿Tiene esta infección?

¿Sabía que tener una infección por helicobacter pylori (H. pylori) podría aumentar su riesgo de úlceras estomacales, así como de cáncer de estómago, cáncer de esófago e incluso algunos tipos de linfoma?

La H. pylori es una bacteria que puede causar llagas (úlceras), en el revestimiento del tracto digestivo o del intestino delgado.

Si no se trata, a lo largo de los años esta infección puede provocar cáncer gástrico.

Y no es una infección rara; de hecho, se estima que más de la MITAD de la población mundial está infectada.

Un nuevo estudio publicado en Journal of Gastroenterology and Hepatology ha descubierto una manera fácil de erradicar la infección.

¡Y todo gracias al jugo de arándanos!

En el estudio, que incluyó a 522 participantes que dieron positivo en la infección por H. pylori, los investigadores dieron a 294 participantes jugo de arándano junto con un refuerzo adicional de un polifenol que se encuentra en los arándanos, la proantocianidina (PAC), durante ocho semanas. Los 228 participantes restantes tomaron un placebo: polvo de arándano.

Dos semanas después del ensayo, ambos grupos vieron una gran caída en las tasas de infección por H. pylori. Pero fue el grupo de jugo de arándanos el que vio el MAYOR beneficio al final del estudio.

Así, 45 días después de la conclusión del estudio, el 75% de los participantes que recibieron jugo de arándano dieron NEGATIVO en la infección de H. pylori.

La forma en la que el jugo de arándano combate la infección es similar a la forma en que combate las infecciones del tracto urinario.

Básicamente, los arándanos contienen un compuesto conocido como “taninos condensados”, que rodean a las bacterias dañinas y evitan que se adhieran a los sistemas digestivo y urinario.

Usted tiene muchas formas de incluir arándanos en su dieta:

  1. Puede encontrar jugo de arándano en el supermercado.
  2. O puede incluir arándanos rojos crudos a su dieta durante todo el año agregándolos a cualquier ensalada o postre.
  3. También puede adquirir un buen complemento nutricional de arándano. Recomiendo tomar 400 mg dos veces al día.

Si opta por el jugo, asegúrese de que realmente contenga arándanos y que no tenga azúcar, pues el azúcar destruye cualquier beneficio que pueda tener.