Christian Wigozki

Gerente de Digital Liberty (2018–presente) 28 jul

Esta estafa, es también conocida como «El truco del hotdog», y lo hacen exclusivamente en aeropuertos.

Acabas de llegar al aeropuerto, estás estresado por tu viaje o distraído pensando en tus vacaciones, sea lo que sea, los perpetradores saben muy bien esto.

Mientras que vas con tus maletas, el estafador caminará a toda prisa haciéndose el distraído mientras que come un «hotdog» con mucha salsa, se chocará contigo y en ese momento, te mancharás todo. Tratará torpemente de ayudarte, se disculpará e incluso te ofrecerá comprarte ropa, pero en realidad es todo un engaño, solo está buscando distraerte el mayor tiempo posible mientras que uno o dos cómplices, se llevan tu equipaje.

Luego tratarán torpemente de ayudar a limpiar la mancha, mientras que un cómplice aprovecha para tomar tu equipaje o billetera y se va con él.

Como recomendación, NUNCA aceptes ayuda de extraños en un aeropuerto. Solo tú eres responsable de tu equipaje

Jesus Ordosgoitty, anteriormente Hosteleria 25 años

Respondido el 23 jul

La estafa de «la Ceremonia del té».

No importa que tan inteligente crees que seas, sino eres precavido, en algún momento serás víctima de una de estas estafas, como me pasó a mí, en Shanghai (China).

Funciona de esta manera:

Usualmente lo aplican a turistas que viajen solos.

Estas caminando de lo más tranquilo, tomando fotos o lo que sea cuando se te acerca una persona con pinta de turista también. Te saca conversación (suele hablar en inglés pero he oido de casos que hablan español o portugués) te pregunta de donde vienes, porque viajas, todo de manera muy cordial y educada. Cabe recalcar que la persona, ha hecho miles de veces esto, por lo que sabe exactamente que decir, que hacer, que preguntarte, para entablar una amena conversación y realmente hacerte creer, que estás haciendo una amistad.

Te dice que es turista y que ha venido en un par de ocasiones a la ciudad.

En ese momento piensas: “Ah, un compañero de viaje que busca hacer una conexión en este mundo solitario de viajes frecuentes”.

Y aquí, es que empieza la estafa.

El «turista» de pronto te dice:

“Déjame mostrarte una casa de té que descubrí en mi último viaje”.

Te lleva a una casa de té donde una bella empleada sirve té, con exagerada teatralidad diría yo, pero en el momento no piensas mucho en eso.

La bella chica, aprovecha para recalcar que el té, es de máxima calidad y que proviene de zonas muy lejanas de China.

Beben, charlan, sonríen. Piensas : «¡Qué agradable lugar e interacción con los lugareños!.

Hasta que, un poco antes de que se acabe la «ceremonia», el «turista» te dice que va un momento al baño, y como habrás adivinado, jamás regresa.

Por lo que ahora, te toca pagar la cuenta a tí solo.

Para que tengas un idea, tomé unos 6 tipos diferentes de té, estaban muy ricos si, pero no creo que tanto, para que la cuenta haya salido al cambio unos 125€.

Lección aprendida.

 

Arturo Antonio Perozo, anteriormente Chef

Respondido el 13 jul

Los que han ido a Italia, específicamente al Coliseo de Roma, sabrán de los que les hablo.

La «estafa de los gladiadores».

¿En qué consiste?

Bueno, vas caminando por la bella ciudad y llegas a una de las 7 maravillas del mundo, «El Coliseo de Roma». Al verlo, te encuentras anonadado, no puedes creer que estás caminando por el mismo sitio donde los gladiadores, caminaron hace más de 2 mil años.

Para tu sorpresa, ves a un par de personas disfrazadas como estos gloriosos guerreros, ellos se te acercan y te ofrecen hacerse un par de fotos contigo, y en ese momento piensas :

«Wow que genial, este hombre quiere que me lleve un bonito recuerdo a casa»

Luego, ingeniosamente, te da una espada de plástico para que hagan como si estuvieran luchando, todo, mientras que tu acompañante o pareja te toma fotos, pero claro, luego te das cuenta de que era todo una trampa.

En lo que le agradeces por su «generosidad» y tratas de seguir caminando, el hombre te impide el paso, y su actitud cambia, te empieza a exigir dinero por las fotos de manera bastante agresiva, y el problema no es el dinero en si, si no la cantidad, a veces te puede pedir hasta 40 euros por un par de fotos.

Como regla general, siempre que estés en un sitio turístico y alguien te trate amistosamente, evítalo, para que no caigas como yo en estafas como esta.

 Sofia

Actualizado el 31 oct

En la Habana , Cuba , nada más salir del hotel, tienes una cantidad ingente de lugareños que te rodean y acosan queriendo sacarte cualquier cosa que les des, preferiblemente plata, y no hay forma de sacártelos de encima

Por indicación del director de mi banco que nos alertó de ello, tomé su consejo y escogí a uno de aquellos pobres sometidos por el comunismo para que nos acompañara y nos quitara de encima al resto de zoombies comunistas .La cosa de primeras funcionó y el elegido espantó a todo el mundo , al comentarle que teníamos ganas de comer algo y no se veía nada parecido a un bar ,se ofreció a llevarnos a un sitio que preparaban hamburguesas a 2$ Tras adentrarnos entre callejuelas, terminamos frente a la ventana de un bajo de un edificio destartalado ,como por otro lado lo están todos los edificios en Cuba ,destartalados y sin ninguna conservación desde los años 50 , allí, el buscavidas había llamado a una ventana baja y hecho el pedido de dos «bulguels» con todo, a una señora de larga melena greñuda que asomaba entre luces en la roída ventana como si de una imagen del más allá se tratara , esta desapareció tras una cortinas de cáñamo tras recibir la comandita.. Tras unos minutos, extrañamente pocos para poder elaborar nada en condiciones, recibimos dos estuches de cartón grasientos , con ni se sabe qué diablos había ahí dentro , porque ni ganas de mirarlo teníamos de ver de donde procedía, como para pensar en comerlo, el caso es que le dimos un billete de 50€ al gañan ,pues no teníamos cambio , que lo entregó raudo a la señora que quedó pegada a la ventana cual holograma y nos dijo.. «ahora les da el cambio», mientras ambos desaparecían y se cerraba la ventana a la misma vez, esperamos tres minutos hasta oír cantar el 1º grillo y nos largamos de allí, no fuera a ser que el destino nos deparara alguna visita desagradable en aquel rincón ignoto y vacío ,no sin antes tirar las «burguers» en dirección a un perro que rondaba por ahí, que lejos de acercarse a olisquear o recogerlas, salió huyendo en sentido contrario

https://es.quora.com/Cu%C3%A1l-es-una-estafa-de-la-cual-hay-que-tener-cuidado

24/12/2021

Fotos cortesía de Google.