¡Agua para todos!

El último invento del MIT: un dispositivo que extrae agua del aire, incluso en pleno desierto, con una humedad del 10%. Sin necesidad de pilas ni electricidad. Durante la noche, el aparato obtiene agua de la humedad ambiental. Cuando sale el sol, utiliza la luz del astro para liberar agua de la estructura y mandaría a un condensador. Si se consigue reproducir el proceso a gran escala, podría extraer un cuarto de litro de agua por cada kilo de aire. Aunque está en pañales, la idea promete.

  1. Una vez más el egoísmo humano se manifiesta. La humedad de los desiertos es vital para la poca fauna y flora que hay en ellos, si lo alteramos morirán infinidad de seres vivos. Por otra parte ¿porqué hay gente que se establece en un lugares donde escasea el agua? ¿Acaso no hemos invadido ya suficientes territorios? Crear ciudades en un desierto implica tener que traer ingentes cantidades de agua de otros lugares así como fertilizantes, animales para el consumo humano que no están adaptados a ese medio, lo que alteraría muchísimo el ecosistema.

El invento de extraer agua del aire es viejo, hace cerca de 20 años que ya leí sobre una especie de pancartas grandes instaladas en Perú. Por lo que no tiene nada de novedoso. Por ello, decir que esa idea está todavía en pañales no es correcto.

Lo que no es correcto es seguir con esa estúpida idea.

Otro tema que aborda la revista; Frenar la sexta gran extinción es un sueño, no sirve de nada tomar muestras de piel, de semillas, etc. una vez se han extinguido las especies. Cuando se pierde un animal o una planta es irreversible, de ahí lo importante que es de evitarlo a toda costa, pero los humanos solo sabemos destruir y agotar los recursos naturales, somos el mayor parásito creado en la historia y no hay quien nos controle. La ciencia podrá recrear quizá alguna especie, pero jamás podrá conseguir que se comporte como lo hacían sus antepasados.  (Muy interesante Nº 471/90)

8/08/2020

MOF fotosensibles: un descubrimiento que podría proporcionar agua potable a millones de personas (un nuevo sistema que convierte el agua salada en potable)